EL RACISMO Y LA DIFERENCIA ÉTNICA (2000)

POR CUANTO la Iglesia de Dios desde su fundación ha sostenido la inclusión de todas las personas sin hacer distinción por causa de género, trasfondo cultural o raza; y

POR CUANTO la 50ª Asamblea General de 1964 adoptó la resolución sobre los Derechos Humanos afirmando así el valor de cada individuo; y

POR CUANTO toda raza refleja la imagen de Dios y su origen en Adán, el Padre de la humanidad; y

POR CUANTO no hay distinción entre judío o gentil, esclavos o libres, hombre o mujer, sino que todos somos uno en Cristo Jesús; y

POR CUANTO la Resolución de 1990 sobre el Liderazgo y la Visión Mundial que aparece en las Minutas de la Asamblea General nos comprometen a ser una iglesia, “internacional. . ., que trasciende cultura, raza, nacionalismo, y políticas”; y

POR CUANTO estamos sujetos a vivir a la semejanza de Cristo en ejemplo y estilo de vida de aceptación, afirmación, y amor incondicional;

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que esta Asamblea General Internacional reconoce a todos los miembros del cuerpo de Cristo por igual en función y consecuencia; y a cada raza y distinción étnica como un campo valioso y necesario para ganar almas y para el avance del Reino de Dios sobre la tierra; y

RESUÉLVASE, ADEMÁS que nos comprometemos hacia la eliminación del racismo y el fanatismo, identificando colectivamente el racismo y el fanatismo como obstáculos pecaminosos que nos detienen para alcanzar el amor y la hermandad cristiana dentro y fuera del cuerpo de la iglesia internacional y los muchos pueblos y razas que ésta alcanza e incorpora (A68, 2000, pág. 89). 


Todos los Derechos Reservados 2012 Iglesia de Dios Internacional. Traducción al español: Ministerios Hispanos. Sitio web por Winters Technology Group. Ayuda..