EL ABORTO (1976)

POR CUANTO la vida fue originada por la obra creativa del Dios Todopoderoso; y

POR CUANTO el hombre mismo fue creado a la imagen y semejanza de Dios; y

POR CUANTO Dios le asignó un valor especial a la vida humana; y

POR CUANTO la ley divina prohíbe el tomar una vida humana indiscriminadamente, trayendo penalidades fuertes a aquellos que quebranten este mandato; y

POR CUANTO la sociedad contemporánea demuestra una baja consideración por la santidad de la vida; y

POR CUANTO el aborto, en demanda, ahora recibe seria consideración como un medio de control de natalidad y control de población; y

POR CUANTO el aborto es un ataque malévolo hacia la forma de vida más débil e indefensa; y

POR CUANTO los nonatos son incapaces de hablar en su defensa; y

POR CUANTO intensa presión ha sido impuesta en los cuerpos legislativos estatales y nacionales para liberar las leyes del aborto; y

POR CUANTO es el deber de la iglesia elevar una voz moral autoritaria con respecto a este asunto vital;

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que nosotros, la Asamblea General de la Iglesia de Dios, reafirmamos nuestro compromiso histórico sobre la santidad de la vida humana; y

RESUÉLVASE, ADEMÁS que nos oponemos a la práctica del aborto como un medio de control de natalidad y control de población; y

RESUÉLVASE, ADEMÁS que exhortamos a nuestro cuerpo constitutivo a oponerse activamente a cualquier liberalización de las leyes del aborto por los legisladores estatales y por el Congreso de los Estados Unidos; y

RESUÉLVASE, FINALMENTE que ningún individuo debe considerar el aborto como una opción excepto en circunstancias graves, después de haber consultado de la manera más seria con los médicos y religiosos (A56, 1976, págs. 35-36). 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.