El CLERO Y EL ABUSO SEXUAL (2002)

POR CUANTO, han surgido un sinnúmero de alegaciones de conducta inapropiada por parte del clero; y

POR CUANTO, nuestros ministros sufren presiones fuertes y tentaciones, que son muy particulares de nuestra era y cultura; y

POR CUANTO, nos acordamos del adagio de Gregorio Magno: “Vale más que los escándalos salgan a la luz, que callar la Verdad”; y

POR CUANTO, el interés principal de la Iglesia de Dios es atender a las víctimas y sus familiares; y

POR CUANTO, la Iglesia de Dios valora la comunicación y el diálogo abierto con la comunidad sobre la conducta sexual inapropiada de su clero, dentro de los parámetros del respeto a los involucrados; y

RESUÉLVASE, POR LO TANTO, que afirmamos nuestro compromiso de preocuparnos por los derechos, la reputación, la sanidad y el bienestar espiritual de las víctimas; y

Resuélvase, además, que si surgen pruebas contundentes sobre la conducta sexual inapropiada de parte de un ministro de la Iglesia de Dios hacia un menor, el tal sea puesto en suspensión administrativa y la Iglesia de Dios cumplirá con su obligación de reportar el caso a las autoridades pertinentes y cooperará con la investigación; y

Resuélvase, Finalmente, que sinceramente oraremos por las víctimas y los perpetradores, creyendo que Dios los ama y que evitaremos el fariseísmo para conformarnos a Gálatas 6:1. 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.