INCULCAR VALORES MORALES A LOS JÓVENES (1994)

POR CUANTO nuestros hijos viven en sociedades contrariadas con alto riesgo de problemas; y

 

POR CUANTO el mundo está en un período de transición que afectará profunda y permanentemente el futuro de nuestros hijos y nietos (un mundo más pequeño naciente de los medios de comunicación, unificación política y el mercado libre); y

 

POR CUANTO nos alarmamos por el aumento en las estadísticas de los niños que huyen de sus hogares, dejan de asistir a la escuela, experimentan con drogas y alcohol, se envuelven en crímenes violentos, y sufren desilusión en sus hogares ya sea por abandono o divorcio;

 

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que enfatizamos fuertemente el desarrollo del carácter de nuestros hijos (autoestima, educación para prevención de uso de drogas, resistencia a la presión negativa de sus compañeros, valores familiares tradicionales, auto-disciplina para alcanzar las metas, y aceptación de la diferencia que existe en los otros; y

 

RESUÉLVASE, ADEMÁS que los valores de este énfasis abarcan la honestidad, veracidad, generosidad, bondad, valentía, justicia y responsabilidad; y

 

RESUÉLVASE, FINALMENTE que la Palabra de Dios el amor de Jesucristo, el poder del Espíritu Santo, y la nutrición de la iglesia sean el fundamento (A65, 1994, pág. 96).

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.