La Gran Comisión

Por cuanto, Jesús nos encomendó ir a todo el mundo, compartir el mensaje redentor del amor de Dios, bautizar a los nuevos convertidos y guiar a los creyentes hacia la madurez en la Palabra; y,

 

Por cuanto, la vida de la iglesia, las manifestaciones sobrenaturales y el fruto del Espíritu Santo dependen de la obediencia visionaria a la Gran Comisión; y,

 

Por cuanto, cada iglesia local tiene la capacidad para influir a su comunidad, tocar con el amor de Cristo a los que nos asisten a la iglesia y ministrar entre los necesitados y desesperados; por tanto, 

 

Resuélvase, que toda la familia de la Iglesia de Dios reafirme su compromiso absoluto con desarrollar las estructuras necesarias para mejorar su desempeño en la evangelización y la Gran Comisión; y,

 

Resuélvase, además, que cada iglesia local adopte un plan para adiestrar a adultos y jóvenes en el evangelismo personal, alcanzar a las familias de la comunidad y dar seguimiento a los nuevos creyentes en Jesucristo. 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.