LA RESPONSABILIDAD MORAL DE LOS QUE CONTROLAN Y USAN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN (1984)

POR CUANTO los norteamericanos gozan de incomparable libertad de comunicación y expresión; y

POR CUANTO la práctica responsable de estas libertades es necesaria para una democracia vital; y

POR CUANTO los que controlan y usan los medios de comunicación están peculiarmente situados para influenciar los pensamientos, opiniones, valores y conducta de los otros; y

POR CUANTO la falta de responsabilidad de los medios de comunicación en practicar este privilegio no debe perjudicar los derechos de los otros; y

POR CUANTO existe una obvia falta de objetividad, veracidad y responsabilidad de parte de los que controlan y usan los medios de comunicación al presentar la moralidad de la vida norteamericana; y

POR CUANTO los valores cristiano-judaicos de la mayoría de norteamericanos son ignorados y ridiculizados;

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que la Iglesia de Dios por medio de la presente hace un llamado, a todos los que controlan y usan los medios de comunicación, a ser objetivos, veraces y moralmente responsables en la práctica de sus libertades de comunicación y expresión;

RESUÉLVASE, ADEMÁS hacemos un llamado a todos los que controlan y usan los medios de comunicación a respetar los derechos de todos los norteamericanos y a desistir el ignorar o ridiculizar los valores morales y éticos cristiano-judaicos que sostienen la mayoría de norteamericanos (A60, 1984, pág. 57). 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.