ORACIÓN POR LA PAZ (1982)

POR CUANTO un número de naciones sufren los horrores de la guerra y muchos otros son afligidos por sistemas políticos totalitarios; y

 

POR CUANTO tenemos hermanos y hermanas en la fe que luchan bajo la bota de opresión política, económica y religiosa; y

 

POR CUANTO no somos inconscientes de su sufrimiento y necesidad de intervención divina;

 

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que esta 59ª Asamblea General de la Iglesia de Dios hace oficial su apoyo a los derechos humanos básicos (la vida, la libertad, la justicia, la libertad de expresión y la libertad de culto) para todas las personas, y que no cesamos de trabajar y orar por estos derechos en el nombre de nuestro Señor y Salvador Jesucristo; y

 

RESUÉLVASE, ADEMÁS que el tema “Señor muéstranos tu gloria” que nos ha inspirado esta semana siempre arda en nuestros corazones, motivándonos a orar sin cesar no solamente por la paz en Jerusalén, sino también por la paz de Varsovia, la paz de San Salvador, la paz de Beirut, y todas las ciudades donde los oprimidos claman por misericordia: en este sentido más amplio también unimos nuestros corazones y oramos, “Señor muéstranos tu gloria” (A59, 1982, págs. 53-54). 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.