Papel que juegan los laicos en la Asamblea General Internacional (1996)

POR CUANTO los líderes laicos de la iglesia en el Nuevo Testamento fueron compañeros en el ministerio y participaron en la toma de decisiones importantes que afectaban a la Iglesia en general (Hechos 6:1-7; 15:2, 4, 22, 30; Romanos 16:1-5; I Corintios 16:1-3, 15-19; II Corintios 8:18-19; Filipenses 4:1-3; Colosenses 4:7-17);  y

PUESTO QUE desde la primera Asamblea General en 1906, ha sido la práctica de la Iglesia de Dios confiar en este compañerismo vital entre laicos y ministros; y

PUESTO QUE la Asamblea General Internacional otorga a sus laicos el mismo derecho a opinar que les otorga a sus ministros con credenciales durante las sesiones de Asamblea General;

POR LO TANTO, exhortamos a todas las iglesias a que provean ayuda financiera a sus laicos que desean asistir a la Asamblea General Internacional y a su convención nacional respectiva, siempre que haya fondos disponibles y una vez que hayan sido sufragadas las necesidades de la familia pastoral; y

TODOS LOS DELEGADOS (preinscritos treinta (30) días antes de la apertura de la Asamblea General Internacional) recibirán por correo una copia de los incisos de la agenda que será sometida ante el Concilio General Internacional para su posible inclusión en la agenda de la Asamblea General Internacional; y

DEBERÁ el Concilio Ejecutivo Internacional llevar a cabo un estudio para incrementar el tiempo otorgado para los negocios de la Asamblea General Internacional y así permitir que los laicos tengan una mayor oportunidad de participar en la discusión de los temas; y

FINALMENTE, afirmamos y apoyamos el papel bíblico e histórico y la importancia que juegan los laicos en la Asamblea General Internacional de la Iglesia de Dios. 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.