PROTESTA DE PROGRAMAS DE TELEVISIÓN NO APROPIADOS (1976)

POR CUANTO muchos programas de televisión están llenos de escenas que denotan violencia y derramamiento de sangre, donde la preciosa vida humana es considerada sin valor por la forma en que representan quitar la vida; donde muchas veces personas desnudas son presentadas; donde el lenguaje es a menudo soez y obsceno; donde los estilos de vida anormales son presentados como si fueran culturalmente aceptados; y donde el punto de vista bíblico sobre la familia es despreciativo; y

 

POR CUANTO los niños pasan muchas horas viendo la televisión durante sus años de formación;

 

RESUÉLVASE, POR LO TANTO que exhortamos a todos a ejercer control sobre la selección de programas vistos en sus respectivos hogares; y

 

RESUÉLVASE, ADEMÁS que la Iglesia de Dios durante su Asamblea General hace oficial su protesta contra tales programas televisivos cuestionables y se une a la Asociación Nacional de Evangélicos (NAE, por sus siglas en inglés) y la Organización Pentecostal de Norteamérica (PFNA,  por sus siglas en inglés) en presentar dicha protesta ante la Comisión Federal de Comunicaciones insistiendo que todos nosotros usamos nuestra influencia sobre los productores y los patrocinadores para que sean presentados programas de más alto contenido moral (A56, 1976, pág. 34). 

Historia

Por más de 125 años, la Iglesia de Dios ha sido un movimiento dedicado a la predicación del evangelio bajo el poder del Espíritu Santo. En la actualidad, su membresía mundial sobrepasa los 7 millones a través de casi 180 países.

Explorar

Nuestro recinto

Las Oficinas Internacionales de la Iglesia de Dios radican en la esquina de las calles Keith y 25 de la ciudad de Cleveland, Tennessee.